PRECARITY AND YOUTH

Martes 28 junio 2016

Lanzamiento del debate sobre Quiebra Política

quiebraA medida que la crisis económica se afirmaba con toda su intensidad en nuestras sociedades, se hacía cada vez más manifiesto que la gestión de la misma se realizaba al servicio de los intereses de una minoría.

Lejos del discurso oficial que nos presentaba la crisis como un efecto inevitable e ineludible de fuerzas ajenas a la voluntad de los estados y de los gobiernos y, por tanto, la gestión de la misma como una cuestión puramente técnica, la realidad mostraba, de manera regular y cotidiana, hasta que punto la priorización de los intereses en disputa hacía de la gestión de la crisis una cuestión de clase.

Esta perspectiva tecnocrática de la gestión de la crisis era la continuidad natural del discurso dominante durante el proceso de globalización. El famoso “There is no alternative” de Margaret Tatcher. Una perspectiva de la política que reduce ésta a una simple expertise técnica relacionada con la gestión.

Uno de los éxitos simbólicos más llamativos del 15M fue precisamente señalar con toda rotundidad la inconsistencia de este mito: la globalización y sus políticas obedecían a un calculado diseño económico y político al servicio del capitalismo internacional y de las clases que lo apoyan.

La crisis ha exacerbado otra cuestión de importancia que se iba consolidando progresivamente pero que, sin embargo, parecía que nunca iría más allá de determinados límites: la sustitución del contrato social de postguerra por un nuevo contrato social de matriz neoliberal que hacía de la minimización de lo público y de la subordinación de la política al mercado, dos de sus ejes más llamativos.

Con la crisis todas las contenciones han saltado por los aires y las clases dominantes han explotado el colapso de las expectativas que se ha producido y el miedo de las clases medias a ver degradarse más su estatus y su futuro.

Sin embargo, también aquí ha habido, por ejemplo en España pero no solo, una importantísima respuesta política y social que ha impugnado las medidas de gestión de la crisis. Pero que también ha levantado la bandera de lo público, entendido como el común, en sanidad o en educación como garantías y derechos de sociedades inclusivas y solidarias.

Precisamente, en su dimensión política el contrato social socialdemócrata ofrecía posibilidades de inclusión política a través de una ciudadanía relacionada con el mundo del trabajo. Y ofrecía a los actores que emergieron al calor de la “condición obrera” un papel relevante en el nuevo consenso constitucional de postguerra. Una vez las clases dominantes se lanzaron al asalto del estado del bienestar este contrato terminó por ser una molestia con la que había, también, que acabar.

Esta situación está en el origen de la crisis de la política y de la crisis de representación que ha golpeado con fuerza el mundo de lo político tal y como lo hemos conocido.

Por último, no podemos dejar de mencionar el aciago papel de la Unión Europea en este contexto. Lejos de las ilusiones de que este ente anómalo y original sirviera de valladar contra las embestidas del mercado, la UE actual ha mostrado ser exquisitamente funcional a la lógica del mercado global y sus exigencias. La UE se ha convertido, a ojos de la mayoría de ciudadanos/as en los países del sur y en parte del problema y no de la solución. En los países ricos la consolidación de un “egoismo del bienestar” ha politizado la presencia de la UE desde perspectivas identitarias, xenófobas o abiertamente de extrema derecha.

En fin, este es un foro para debatir de todas estas cuestiones y de aquellas otras referidas por estas y que forman parte de nuestras preocupaciones, pero sobre todo de nuestro intento de rescatar la política y lo político para la gestión de las mayorías y la necesidad de su intervención en la cosa pública.

Queremos que en este foro se alimente el debate –con tanta controversia como sea necesario- sobre la crítica a la política en el actual contexto. Pero sobre todo, esperamos que de ese debate surjan ideas y opiniones sobre como reconstruir los puentes de la confianza en la política (si es que eso es posible y deseable) y de una representación más genuina y más cerca de los intereses del 99%.

Por último, nos parece vital –ahora que las elecciones europeas ya han pasado- tomarnos en serio el debate sobre la UE y sobre sus perspectivas y las nuestras: ¿qué hacemos con este invento? ¿qué podemos hacer?

Sobre todo esto os invitamos a participar.

Comparte

2 Comentarios

  1. Hola, la iniciativa me parece muy interesante, pero echo en falta un eje de debate sobre sostenibilidad ambiental. Ningún planteamiento de salida de la crisis puede eludir la necesidad de realizar cambios profundos que nos permitan avanzar hacia un modelo ecológicamente sostenible. Además, las soluciones que vienen del ámbito ecologista son grandes generadoras de empleo: energías renovables, agricultura ecológica, desarrollo rural, pesca sostenible… Os dejo algunos enlaces:
    https://www.dropbox.com/s/tlr7i13d5vfdhqx/empleos%20verdes.pdf
    http://www.rtve.es/television/20120502/verde-empleo-verde/520866.shtml
    http://www.greenpeace.org/espana/es/reports/Pesca-sostenible/
    http://www.greenpeace.org/espana/es/reports/Clima-o-economia-no-tenemos-porque-elegir/
    Un cordial saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

- ORGANIZADORES -