PRECARITY AND YOUTH

jueves 23 noviembre 2017

¡QUIEBRA!

Debates

Posicionamientos de JsF para #Precarity and Youth

La politización de la precariedad no podía partir de un diagnóstico teórico de las consecuencias macro del neoliberalismo, sino de la colectivización del sufrimiento individual y la explicación pública de sus causas. Así, el desempleo, el exilio o la multiplicación de los contratos laborales temporales y mal remunerado vinieron tratados como causas de padecimientos…

Precarios y piratas de ayer y hoy

Inglaterra, siglo XVII. El auge del proceso de cercamiento (enclosure) de las tierras comunales provoca la concentración en pocas manos de las mismas: surgen los grandes terratenientes. La otra cara de la moneda es la de las muchas familias campesinas, de pequeños arrendatarios, que se ven empujadas a trabajar para otros tras la usurpación de las tierras. En un contexto de crecimiento demográfico…

Juventud Sin Futuro: intervención segunda mesa debate

El desempleo, la precariedad y el exilio han sido las tres categorías sobre las que el colectivo Juventud Sin Futuro (JSF) lleva articulando su forma de hacer política desde el ciclo de movilizaciones iniciado en mayo de 2011. En la ponencia, partiremos de un análisis de datos para intentar responder qué se puede hacer frente a la precarización, condición ya permanente en las relaciones de trabajo y de vida. …

Huimos porque nos echan, nos explotan al llegar y encima somos invisibles

Bastan 12 horas en coche desde los pirineos hacia el norte. Y es que desde hace unos años es normal encontrar recortes de periódico como uno que tengo todavía en la memoria. Un titular del periódico ‘die Zeit’ en abril de 2012 rezaba ‘Spaniens verlorene Generation ergreift die Flucht’ (La generación perdida de España emprende la huida). El artículo se centraba en historias personales de gente española – generalmente joven…

La juventud española no consigue emanciparse

La principal causa por la cual las tasas de emancipación españolas se sitúan en una de las más bajas es la falta de empleo de la población menor de 35 años o la inestabilidad laboral de las personas jóvenes que si están dentro del mercado de trabajo. A esto se suma que el acceso a una vivienda, ya sea de compra o alquiler, supone casi el aporte de más del 50% de los ingresos de las personas jóvenes…

QUIEBRA SOCIAL

Los recortes en protección social y otras medidas de ajuste suponen una reconfiguración del tradicional Estado del bienestar europeo (sin olvidarnos de las disparidades por países) y un claro retroceso para el bienestar ciudadano. Muchos de estos cambios limitan el acceso y favorecen la entrada del sector privado en la gestión y provisión de bienes y servicios que, con anterioridad, gozaban de un carácter eminentemente público y universal. Estamos ante un proceso complejo de transformación que combina diferentes medidas de mercantilización, privatización y desmantelamiento. Mientras continúan las ayudas y los rescates financieros de los que se beneficia un pequeño núcleo de poder, las nuevas políticas sociales agudizan aún más la brecha social y suponen la quiebra de un modelo social que apueste por la justicia y la equidad.

QUIEBRA LABORAL

La crisis del empleo es una realidad en Europa, un problema que se extiende, incluso, más allá de sus fronteras. Disminuyen las oportunidades de acceso al mercado y se degradan las condiciones y los derechos laborales que en el pasado aseguraba el hecho de contar con un puesto de trabajo. Esta es la nueva situación a la que se ve abocada una parte creciente de la juventud europea que tendrá que conformarse con la intermitencia entre largos periodos de desempleo y trabajos precarios si todo continúa igual. Cada vez se dilata y extiende más este enquistamiento desde la juventud hasta la edad adulta lo que impide, no solo la emancipación e independencia económica, sino la posibilidad de planificar opciones de futuro a medio y largo plazo, lo que en definitiva significa vivir al día siendo prisioneros de la incertidumbre.

QUIEBRA POLÍTICA

La incapacidad de las instituciones públicas -nacionales y supranacional- para solucionar los problemas que afectan a los ciudadanos, sumado a los efectos sociales de la crisis (mayor desigualdad, incremento de la pobreza, etc.) favorecen el descontento en grandes capas de la sociedad con la Política. De esta crisis de legitimidad del modelo político europeo, se dan procesos contradictorios: por un lado, el peligro de una baja participación en la vida política de la ciudadanía o el surgimiento de un populismo de derechas que ocupe el vacío que dejan las fuerzas políticas tradicionales; y por otro, se da un proceso de repolitización de parte de la sociedad, que busca nuevas formas de participación política, como lo demostraron los Indignados o los movimientos Occupy. En ambos casos, la presencia protagonista de la juventud europea ha sido clara.

- ORGANIZADORES -