PRECARITY AND YOUTH

jueves 23 noviembre 2017

¡QUIEBRA!

JsF: Una respuesta política a la precarización de nuestras vidas

JsF

Juventud Sin Futuro

 

El desempleo, la precariedad y el exilio han sido las tres categorías sobre las que el colectivo Juventud Sin Futuro (JSF) lleva articulando su forma de hacer política desde el ciclo de movilizaciones iniciado en mayo de 2011. En la ponencia, partiremos de un análisis de datos para intentar responder qué se puede hacer frente a la precarización, condición ya permanente en las relaciones de trabajo y de vida. A partir de esto, expondremos como JSF ha intentado dar respuestas colectivas y resituar en el plano de la política fenómenos sociales como el paro, la falta de expectativas y la emigración, cuyas explicaciones por parte del establishment se reducían a una clave individual. Esta forma de articular políticamente lo que estaba presentando como algo inevitable y particular, lo enmarcamos en lo que se ha denominado la crisis régimen del  78: momento político que se abre actualmente en España y cuyo cierre -oligárquico o de ruptura democrática por abajo-, determinará cómo la juventud podrá afrontar  su situación vital de hoy y de mañana.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIEBRA SOCIAL

Los recortes en protección social y otras medidas de ajuste suponen una reconfiguración del tradicional Estado del bienestar europeo (sin olvidarnos de las disparidades por países) y un claro retroceso para el bienestar ciudadano. Muchos de estos cambios limitan el acceso y favorecen la entrada del sector privado en la gestión y provisión de bienes y servicios que, con anterioridad, gozaban de un carácter eminentemente público y universal. Estamos ante un proceso complejo de transformación que combina diferentes medidas de mercantilización, privatización y desmantelamiento. Mientras continúan las ayudas y los rescates financieros de los que se beneficia un pequeño núcleo de poder, las nuevas políticas sociales agudizan aún más la brecha social y suponen la quiebra de un modelo social que apueste por la justicia y la equidad.

QUIEBRA LABORAL

La crisis del empleo es una realidad en Europa, un problema que se extiende, incluso, más allá de sus fronteras. Disminuyen las oportunidades de acceso al mercado y se degradan las condiciones y los derechos laborales que en el pasado aseguraba el hecho de contar con un puesto de trabajo. Esta es la nueva situación a la que se ve abocada una parte creciente de la juventud europea que tendrá que conformarse con la intermitencia entre largos periodos de desempleo y trabajos precarios si todo continúa igual. Cada vez se dilata y extiende más este enquistamiento desde la juventud hasta la edad adulta lo que impide, no solo la emancipación e independencia económica, sino la posibilidad de planificar opciones de futuro a medio y largo plazo, lo que en definitiva significa vivir al día siendo prisioneros de la incertidumbre.

QUIEBRA POLÍTICA

La incapacidad de las instituciones públicas -nacionales y supranacional- para solucionar los problemas que afectan a los ciudadanos, sumado a los efectos sociales de la crisis (mayor desigualdad, incremento de la pobreza, etc.) favorecen el descontento en grandes capas de la sociedad con la Política. De esta crisis de legitimidad del modelo político europeo, se dan procesos contradictorios: por un lado, el peligro de una baja participación en la vida política de la ciudadanía o el surgimiento de un populismo de derechas que ocupe el vacío que dejan las fuerzas políticas tradicionales; y por otro, se da un proceso de repolitización de parte de la sociedad, que busca nuevas formas de participación política, como lo demostraron los Indignados o los movimientos Occupy. En ambos casos, la presencia protagonista de la juventud europea ha sido clara.

- ORGANIZADORES -